Etimológicamente extrarradio significa lo que está más allá del radio y, por lo tanto, no pertenece al círculo. La RAE lo define como lo que queda fuera de una población.

El proyecto expositivo Extrarradio es el resultado de esa particularidad común en los seis artistas de esta intervención colectiva. Una condición que nos aleja en el tiempo y el espacio, convirtiéndolos en otredad debido a sus procesos creativos. No obstante, Extrarradio manifiesta, al menos, dos circunstancias en las fases de significación entre lo urbano y lo periférico. La primera es de carácter necesario: el centro solo es centro si existe periferia. La segunda inevitable: más allá del orden que el diámetro impone, siempre surge lo salvaje. Los artistas responsables de este proyecto comparten una coyuntura y una tensión. La coyuntura, la de proyectar una obra desde los márgenes de la ciudad, marcada por la ausencia de equidistancia respecto al centro; la tensión, por la necesidad de esa ciudad para luego comunicarla.

Con esta exposición no se proyectan solo seis sensibilidades y seis líneas pictóricas en diferentes grados de definición, sino que se visibilidad cuáles son las lógicas de la producción pictórica hoy, al mismo tiempo que se pone en cuestión el sentido y la pervivencia del origen de nuestras metáforas. Y es en este sentido donde lo contingente en un sentido histórico emerge en Extrarradio, porque este proyecto es, sobre todo, el producto de una interacción -la de un profesor (Pablo Merchante) y sus alumnos (Laura Calle, Amara Toledo, Andrés Aparicio y José Antonio Domínguez, con Sebas Velasco como artista invitado- que convierte la condición común en concepto y praxis artística; que manifiesta la necesidad de perderse de todo aquello que nos hace homogéneos (lo urbano, lo académico, lo actual) para iniciar otra búsqueda más allá de sus márgenes; y que conecta, en un posterior camino de vuelta, la dimensión del arte con su naturaleza indomesticable para así convertir los centros en nuevas formas que subviertan viejas metáforas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *